Mi encuentro con el té

En 2015, entré por casualidad a una casa de té. A partir de allí, comenzó un viaje de autodescubrimiento que poco a poco ha cambiado mi vida.