Tipos de té en el mundo

Una de las primeras preguntas que me hice cuando tuve mi encuentro con el mundo del té y las infusiones es cuántos tipos de té existen (“¿son cientos, miles?”). Pues bien, contrario a lo que nos han enseñado a la mayoría de nosotros (que se puede hacer “té” con cualquier planta o hierba, y por lo tanto, las posibilidades son casi infinitas), la realidad es que solo existen 6 tipos de té en el mundo. Sí, solo seis. Entonces, ¿de dónde viene la confusión? De utilizar los términos incorrectamente. Pero vamos por partes.

Primero, es importante aclarar que solo puede llamarse té a la bebida caliente o fría preparada con la planta Camellia sinensis (el nombre científico del árbol del té).  El “té de manzanilla” , “té de menta” , “té de tilo “, etc, son, en realidad, infusiones.  Si bien son los clásicos de los remedios caseros (y una taza preparada por la abuela siempre cae muy bien), no pueden llamarse té. Son, repito, infusiones o tisanas.

Conoce los tipos de té en el mundo

Ahora que ya sabemos lo esencial, ha llegado el momento de conocer cuántos tipos de té existen:

Té verde: junto al té negro, es uno de los tipos de té  más populares.  Si bien se cosecha en varios países, China y Japón han mantenido el liderazgo en cuanto a producción y calidad, derivadas de una tradición milenaria. Es rico en antioxidantes, así que ayuda a proteger nuestro organismo de la acción de los radicales libres; además tiene propiedades antisépticas y por su bajo contenido en teína es una alternativa saludable para quienes buscan una bebida estimulante pero no toman café. Si te inicias en el mundo del té y no sabes por dónde comenzar a probar, Dragonwell es uno de los té verdes más populares.

Té blanco: el más popular es de origen chino, específicamente de la provincia de Fujian, elaborado con las hojas y brotes más jóvenes, que se caracterizan por sus pelillos plateados. La recolección es manual, la cosecha es secada a la luz del sol y casi no hay intervención en su proceso de manufactura. Aquí no hay enrollado ni secado, esto hace que los brotes se conserven casi en su totalidad. En términos generales, se puede decir que el té blanco tiene un delicado aroma floral, que por cierto fue tan preciado en su momento que solo los emperadores podían disfrutarlo. Afortunadamente, el que fue conocido como el “elíxir de la inmortalidad” ya está al alcance de todos, y para comprobar su delicadeza solo basta con una buena taza de Silver Needles, el icono del té blanco.

Té negro: aquí viene una anecdótica confusión que involucra a otro de los más populares tipos de té en el mundo: el té “rojo”. Resulta que lo que para nosotros en Occidente es té negro (o “black tea”), en el este asiático se conoce como “hóngchá” en mandarín, “kōcha” en japonés o  hongcha en coreano, y se que se traduce como “té rojo”. ¿De dónde viene la confusión cromática? Los expertos afirman que esto se debe a que la denominación asiática hace referencia al color del licor, que da tonos rojizos, mientras que en Occidente decidieron llamarlo té negro por el color de las hebras, que son oscuras por efecto del proceso de oxidación al que son sometidas. China, India y Sri Lanka son algunos de los productores más importantes de este tipo de té que tiene entre sus mejores representantes en las variedades Lapsang, Daarjeling o Ceilán, respectivamente. Mientras que los blends English Breakfast o Earl Gray son mezclas clásicas que no pueden faltar en ningún servicio o casa de té.

Té Oolong: también conocido como “té azul”, pero no por el color del licor que genera, sino por un tema de marketing (como ya existe el té verde, blanco, rojo y negro, a alguien se le ocurrió que se sería buena idea asignarle el color azul). Esto es un dato importante especialmente para quienes se inician en el mundo del té, ya que en muchos casos se cae en el error de pensar que la bebida resultante será de color azul y que de allí proviene su denominación cromática.  El Oolong, cuyo nombre significa “serpiente negra” o “dragón negro”, es uno de los más codiciados tipos de té en el mundo, especialmente por aquellos que aprecian el regusto dulzón de estas hebras de origen chino.  De este tipo de té, el Da Hong Pao es uno de los más apreciados.

Té Pu-erh: es uno de los más codiciados tipos de té en el mundo para los conocedores. Y es que su proceso de elaboración es tan fascinante y encierra tanta historia, que no es para menos. El Pu-erh proviene de la región del mismo nombre ubicada en la región de Yunnan, en China. Aunque fue un producto exclusivo para la nobleza durante miles de años, ahora es posible degustarlo, pero hay algo de inaccesible que sí conserva y que vale la pena conocer: este té no solo tiene un proceso de oxidación, sino de fermentación, que puede ir desde los 2 hasta los 60 años en barricas de bambú. Y tal como los mejores vinos, a más años de añada, más valor tiene. De allí que los Pu-erh con más de 20 años sean muy costosos y difíciles de conseguir. Afortunadamente, se trata de un tipo de té que poco a poco se ha dado a conocer en Occidente, así que para los no iniciados y entusiastas del té no es difícil apreciar su delicioso sabor característico. A mi me han cautivado las notas del Golden Pu-erh, pero aún me faltan muchas hebras por conocer.

Té amarillo: este es uno de los tipos de té menos conocidos. Se trata de un té especial, que se servía exclusivamente a la familia imperial. De hecho, durante mucho tiempo, estas hebras de origen chino fueron conocidas como “el té de las cinco dinastías”. Tiene una baja oxidación, aroma y sabor muy delicado.  A pesar de su baja popularidad, poco a poco se ha dado a conocer en el mercado occidental gracias a sus propiedades digestivas, cardioprotectoras y antioxidantes.

Ahora que ya sabemos cuáles son los tipos de té en el mundo, podemos comenzar a apreciar el valor de una buena taza desde su rasgo más esencial. Más adelante, me dedicaré a describir cada uno con más profundidad, pero por ahora la mejor manera de honrar el conocimiento adquirido es bebiendo té.

Cuéntame, ¿cuál es tu té favorito y por qué?

¡Hasta la próxima taza!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s